Los 3 primeros pasos para pasar de un trabajo que odias al trabajo que deseas

Estás harto de tu trabajo.

Harto de tener un trabajo de mierda en el que no te sientes satisfecho.

Te encantaría mandar todo al carajo y empezar de cero haciendo cosas que realmente te gustan, pero claro… ¡da miedo!

  • Miedo al qué dirán.
  • Miedo a meter la pata.
  • Miedo a perderlo todo.

Además, no es buena idea explotar y mandar todo a la mierda.

Antes de llegar a ese punto, puedes ir dando los primeros pasos para que ese cambio sea progresivo y no una locura.

Otro estilo de vida profesional es posible.

No te estoy hablando de que tengas que hacerte bloguero, si es lo que te temes. O sí, si es lo que quieres.

Puede ser eso, como ser autónomo (dentro de las diferentes posibilidades que te contaba en este artículo), acabar trabajando por cuenta ajena para otro u otros… Independientemente de categorías profesionales, puestos o formas de ingresar el dinero.

¡El hecho es que tengas el trabajo que deseas!

los 3 pasos para pasar de un trabajo que odias al trabajo de tus sueños

¿Qué te gusta y/o se te da bien?

Y mira bien que estoy diciendo te gusta o se te da bien.

No hace falta que sea pasión lo que sientes, porque parece que últimamente solo se habla de pasión y eso dificulta la posibilidad de tener claro lo que quieres y te gusta.

Aquello en lo que tienes talento.

Porque tienes talento.

¡TODOS tenemos talento!

Así que no me digas que tú no, ¿eh?

¿Qué es lo que quieres? ¿Qué trabajo te gustaría desempeñar? ¿Qué te gustaría hacer?

No quiero que pienses en puestos de trabajo.

Tienes que buscar dentro de ti (sí, aunque suene rarillo) y saber qué es lo que te gusta de verdad y con ello tendrás muchas más posibilidades de conseguirlo.

Eso sí, creo en el pensamiento positivo, el universo, etcétera… pero también creo que estamos empezando a cegarnos un poco con todo eso.

¡Me explico!

Está genial eso de que puedes conseguir todo lo que te propongas y quieras, pero hasta cierto límite, que luego nos deprimimos o, sobre todo porque, parece que si no conseguimos lo que queremos es que no lo deseamos lo suficiente y cosas así.

Dicho esto… ¡a clarificar qué es lo que quieres!

¿Cuál va a ser tu misión?

Más que pensar en una profesión debes descubrir tu misión.

Tu misión no es más que lo que harías por los demás para alcanzar tu objetivo.

Para ello, lo primero debes saber qué es lo que quieres y te gusta.

Si te resulta complicado te facilito consejos o preguntas que puedes hacerte para descubrirlo más fácilmente.

¿Qué harías si el dinero no importase?.

¿Qué te gustaría hacer por los demás si no necesitases dinero? Si fueses rico, ¿en qué invertirías tu tiempo? Olvídate de eso de “tirarme en el sofá”.

No necesitas el dinero, puedes hacer lo que te dé la gana: viajar, comprar… tienes todo lo material que querrías, así que… ¿Qué daría sentido a tu vida? ¿Qué te haría feliz hacer por las otras personas?

Piensa qué cosas haces por las que los demás te dan la enhorabuena, o se sorprenden, o te resultan más fáciles que al resto (aunque tú no le des importancia), o te halagan…

¿Qué hacías hace tiempo bien que te gustase? ¿Lo sigues haciendo? ¿Lo seguirías haciendo? Quizá eso quiera decir algo, ¿no?

Pregunta a los demás: familiares, pareja, amigos… qué cualidades creen que tienes, en qué destacas…

Muchas veces conocemos mejor al resto de personas que a nosotros mismos.

Una vez que tengas claro todo ello podrás construir tu misión. Y como cuenta Andrés Pérez, la misión va antes que la profesión

Fórmate y especialízate

Fórmate y continúa formándote.

Quizá ya seas muy bueno en lo que te gusta y se te dé muy bien, pero no dejes de mejorar.

Fórmate continuamente.

¿Cómo?

Pues de los mejores expertos de tu sector, nicho…

No estoy hablando de que te matricules en ninguna universidad o te pongas a realizar másteres por realizar, ¿vale?

La época de la titulitis ya quedó atrás. Y sino, deberías dejarla atrás.

Fórmate para mejorar, no para acumular títulos.

No tienes que ser bueno, tienes que ser especialista.

No digo experto, que además ahora expertos salen a patadas, y en televisión… ni te cuento.

Especialízate en ello aprendiendo de los mejores

Es de los primeros que puedes y debes formarte.

Y los mejores los puedes encontrar fácilmente en internet.

¡Síguelos! Todos ofrecen contenidos de calidad que puedes aglutinar en tu lector RSS, como por ejemplo Feedly.

¡Toda esa formación es gratuita!

Eso sí, es verdad que, aunque en internet puedes encontrar mucha información y formación de calidad, la buena-buena y segmentada… hay que pagarla.

Pero merece la pena.

No escatimes en tu formación, dentro de las posibilidades, por supuesto. Pero dentro de las posibilidades, ¿eh? Que muchas veces nos cuesta menos gastarnos 10 euros en un par de paquetes de tabaco que en un curso que nos puede hacer mejorar nuestra vida.

Hazte visible

Ningún ermitaño ha sido un referente en nada

¡Sal a la luz!

Evidentemente, por muy buen profesional que seas, como nadie te vea… Será imposible conseguir el trabajo que deseas.

¡Imagínate que Steve Jobs se hubiese quedado metido toda la vida en un garaje!

Tienes que utilizar todas las herramientas posibles para darte visibilidad.

Bueno, ¡todas no!

Segmenta y prioriza las que realmente sean adecuadas a tu proyecto, que el tiempo no es infinito y estar en todas partes es imposible.

En primer lugar, el blog.

El blog es tu casa en internet, por tanto es imprescindible que tengas el tuyo.

Será tu mayor plataforma de visibilidad y donde podrás:

  • Mostrar quién eres, qué haces por los demás, qué beneficios generas…
  • Generar confianza y credibilidad.
  • Potenciar tu marca personal.
  • Conseguir más y mejores posibles clientes

Para dar más visibilidad a tu blog puedes ayudarte de las redes sociales: twitter, facebook, google+, instagram, pinterest…

Eso sí, recuerda que:

No son tuyas como tu blog, así que el foco debes ponerlo en él y no en las redes sociales.

Has de seleccionar las que son acordes a tu proyecto. Ni puedes estar en todas ni debes.

Solo son un potenciador o maximizador de tu blog.

Ahora es tu turno

Ya sabes por dónde empezar para cambiar tu vida profesional.

No es algo que ocurra de la noche a la mañana y requiere tiempo, por supuesto. Pero aunque solo le dediques media hora al día, dentro de unos meses estarás mucho más cerca de tener el trabajo que deseas.

¿Comienzas hoy mismo conmigo?

Ésta es solo mi opinión. ¡Lee, contrasta y crea la tuya!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

2 comentarios en “Los 3 primeros pasos para pasar de un trabajo que odias al trabajo que deseas”

  1. Por mi parte estoy terminando mi carrera en la universidad así que aun no tengo un trabajo que dejar, sin embargo estoy decidido a no tener un trabajo que me consuma la vida trabajando para los demás!

    He comenzado con un blog ademas de otros proyectos para tener la oportunidad de llevar una vida independiente!

    Te sigo Fernando y gracias por la entrada!

    • ¡Hola Mijael!
      Me alegro que tengas tan claro que no quieres una vida predefinida y que estés dispuesto a luchar por la que tú deseas desde estos momentos. Un gran acierto haber comenzado ya con tu blog.
      Muchas gracias por seguir el blog! Si puedo ayudarte en algo no dudes en contactar conmigo.
      Un saludo

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.