Cómo descubrir a qué quieres dedicarte y ser feliz en tu profesión

Descubrir a qué quieres dedicarte,  cuál es tu vocación, misión, propósito, lo que llevas dentro…

Al final, acaba siendo todo lo mismo.

Llámalo como quieras, pero en realidad, el caso es ayudar a los demás.

¿Cuántas veces te levantas por la mañana sabiendo que lo que haces no te llena, no te hace feliz?

¿Cuánto aborreces la decisión que tomaste de dedicarte a eso que en el fondo no te ilusiona?

¿Pasas las horas deseando que vuelen o se te pasan volando esas horas?

Antes de que me digas “es lo que toca” o “no puede ser de otra manera”, ni nada de ese estilo, ya te digo que sabes que eso no son más que excusas para no emprender que nos ponemos para no coger las riendas de nuestra vida.

¿Tienes clara cuál es tu misión?

Somos muchos los que un día decidimos realizar unos estudios porque era lo que “había que hacer”.

En este país, hace unos años, si no ibas a la universidad te estabas arriesgando a ser mirado como un bicho raro, a que las personas pensasen que no valías nada, a ser la oveja negra de la familia…

No tomabas decisiones en función de tus gustos o lo que pudieses sentir como tu misión, sino en función de lo “correcto” o “incorrecto”, socialmente hablando.

Eso no tiene por qué ser así.

Es hora de dejar de levantarte por las mañanas como si fueses al matadero y disfrutar de tu vida también en el plano profesional.

Aunque sigo opinando, que es muy complicado disfrutar de ella si tu vida profesional está desligada de la personal.

¿Qué es eso de la misión?

La misión es lo mismo que ese “a qué quiero dedicarme” que tanto habrás escuchado. Es otra manera diferente de llamarlo. Simplemente un uso del lenguaje que crea realidades diferentes.

En definitiva, a lo que has venido tú a este mundo.

Sí porque tú tienes un papel muy importante y único en el mundo, aunque cueste creérselo.

Realmente es diferente levantarte para ir a un trabajo que levantarte para realizar tu misión.

¡Sí! Seguro que te suena espiritual, filosófico… ¡Raro en definitiva!

Además, fijo que eso de misión te suena demasiado a empresa americana (aunque las españolas lo copiaron) y echa demasiado para atrás.

Yo también estaba bastante en contra de eso de la misión porque me parece que las empresas lo han desvirtuado. Incluso a día de hoy me gusta mucho más llamarlo propósito.

Estamos acostumbrados a ver carteles llamativos en los que, con frases bonitas y muy bien pensadas, nos cuentan una mentira que no se creen ni ellos. Empresas que parece que van a salvar el mundo y luego… ¡sabes a lo que me refiero!

Yo mismo hace años estuve en una entrevista, en la que, nada más entrar en la sede de la empresa, estaba ese cartel que reflejaba cuál era su misión y ya te digo que eso no se manifiesta en la realidad ni de lejos.

Se me quedó muy marcado, porque en realidad conozco la empresa y trabajadores de la misma, así que cuando empecé a tratar con todo esto de la misión, de primeras fui muy reacio.

Pero déjame que te explique un poco más y verás que no es nada tan místico o espiritual, y como sí tiene mucho valor e importancia en tu vida aunque las empresas se hayan empeñado en lo contrario.

Tú qué querrías tener, ¿un trabajo o una misión?

Me gusta mucho cuando Sergio Fernández afirma eso de que nos levantamos con cara de acelga y vamos a un trabajo. Me parece que es muy representativo.

Un trabajo no es más que lo hacemos a cambio de conseguir dinero.

En realidad, yo al menos, me he levantado muchas mañanas sin gana alguna de tener que ir a hacer algo que no me apetecía ni lo más mínimo.

¿A ti te ha ocurrido? ¡A mí mucho!

Y mira que digo “tener que”, porque es el pensamiento que, por lo general, nos surge.

Pero, ¿y si no es un “tener que”?. ¿Y si puedes elegir?.

Puedes dedicarte a tu vida profesional con el mismo entusiasmo que tienes en el resto de tu vida.

Se acabó eso de que sea un apartado diferente, algo que tenemos que meter por narices porque de alguna manera hay que ganar dinero, y una vez que hago lo que tengo que hacer ya puedo dedicarme a lo que me gusta.

¡Dedícate a lo que te gusta y se te da bien ya!

Nos han contado durante muchos años que si te dedicabas a aquello que te apasiona te morirás de hambre.

Pues yo vengo a decirte todo lo contrario, y sé que ya lo habrás empezado a escuchar a otros profesionales.

Estamos en otro paradigma laboral, en otra era. Si no te dedicas a lo que te apasiona te morirás de hambre.

¡No esperes a estar muerto!

Descubre cuál es tu misión y dedícate a ello

Tu misión es poner al servicio de los demás tu talento, ese don que tienes, eso que te gusta realmente hacer y ayuda al resto de seres humanos. A la parte que puedes ayudar, que a toda la humanidad es un imposible.

Es eso que puedes hacer por los demás, en lo que puedes ayudarles.

¡Vuelvo a lo de ayudar que te decía al principio!

Ayudar a los demás puede ser con y sin remuneración. No significa que ayudar a los demás sea gratis siempre y entonces haya que morir de hambre.

Para mí, un empresario es alguien que ayuda a otra persona en un problema o necesidad que tiene y, por lo general, cobra por ello.

Estamos acostumbrados a ver a los empresarios como gente mala cuando en realidad ayudan a las personas.

Por ponerte un ejemplo, hace unos meses, fui a una tienda a comparar un altavoz inalámbrico para un regalo.

Hace un par de días, volví por esa misma tienda para consultar por un micrófono de corbata (para hacer los vídeos para el blog) y no tenían. Le consulté determinadas dudas que tenía y me contestó hasta el punto que podía darme respuesta.

En ambos casos me prestó su ayuda. En uno me cobró por ello y en el otro no. Pero en ambos sentí que lo que hacía le gustaba, lo hacía al máximo de lo que podía, se notaba en su trato, en su disponibilidad, en su facilitar en la medida de lo posible… ¡Está haciendo lo que quiere hacer!

Es momento de coger las riendas ¿a qué si?

¿Cuánto tiempo llevas sabiendo que el camino que estás recorriendo no es el que quieres?

Hay una voz dentro de ti que te dice que ya es hora. Llámalo corazón, alma… pero algo te lo lleva diciendo ya mucho tiempo en susurros.

Es momento de cambiar de rumbo, de descubrir a qué quieres dedicarte y emprender tu vida.

Y mira que digo tu vida, no hablo de que crees un negocio online, que por supuesto es una de las maneras y yo mismo recomiendo, pero el caso es que cojas las riendas y te hagas responsable de tu vida.

Al principio va a ser muy costoso, pero merece la pena.

Dejarás de vivir la vida que estás viviendo para vivir la vida que viniste a vivir.

¿Cómo descubrir a qué quieres dedicarte?

Existen muchas maneras de descubrir a qué quieres dedicarte, cuál es tu misión, propósito…

Hay bastantes ejercicios, aunque con el fin de facilitártelo, te dejo una serie de preguntas que puedes hacerte, de las cuales seguro que alguna ya has escuchado.

Si eres sincero es un ejercicio muy potente, sino será una pérdida de tiempo.

¿Qué estaría dispuesto a hacer sin cobrar nada a cambio? Pero no puntualmente, sino día tras día.

Si te quedase un año de vida, ¿qué harías? Si supieses cuando te vas a morir y tuvieses el tiempo limitado, ¿en qué lo invertirías para dejar tu huella?

Si tuvieses la certeza de que vas a tener éxito, ¿qué harías?

¿Qué es aquello que haces con facilidad y de manera natural? ¿Qué te dicen el resto que haces mejor que ellos o haces mejor que la media?

Si pudieses volver atrás en el tiempo ¿harías lo que haces ahora? ¿Qué elegirías hacer en realidad y qué le dirías a tu yo del pasado?

¿Con qué cosas de las que haces se te pasa el tiempo volando? ¿Para qué te gustaría tener más tiempo y que no faltase? No me digas que dormir, viajar… piensa que todo eso lo tienes cubierto. Duermes tus 8 horas al día, ya has visto todos los sitios que querrías ver… no te vayas por esos derroteros…

Cómo seguir buscando

Puede que estés pensando “¿Con unas simples preguntas voy a tenerlo claro?” Por supuesto que no.

Llevas años y años tapando todo aquello que viniste a ser y por lo general a todos nos cuesta muchísimo más.

Entonces, ¿qué más puedes hacer?

En primer lugar, algo que no solemos tener en cuenta cuando estamos perdidos, ¡pedir ayuda!

¿Si estás perdido en una carretera y no tienes orientación alguna, desaprovecharías preguntarle a las personas de tu alrededor por si pueden ayudarte? ¿Por qué no hacerlo entonces en algo tan importante como esto?

Igual que tú eres capaz de describir las habilidades, el potencial, las características… de otras personas mejor que las tuyas, al contrario también sucede.

Apóyate de las personas que mejor te conocen para arrojar luz entre tanta oscuridad. Te dejo un vídeo de un ejercicio que propone Mónica Villamarín que yo mismo llevé a cabo y puedo asegurarte que es de gran ayuda.

Pero a mayores, todavía puedes hacer más por tu cuenta.

Los grandes líderes y sabios tienen la “manía” de plasmar por escrito sus enseñanzas. ¿Por qué no utilizarlas?

Existen muy buenos libros respecto a todo esto con los que puedes inspirarte y seguramente seguir descubriéndote mucho mejor. Te dejo un listado de algunos de los que a mi más me han gustado y me parecen imprescidibles.

El elemento” de Ken Robinson

Eres talento” de Felix Torán

El mejor trabajo del mundo” de David Topí

Arqueología del talento” de Alberto Sánchez-Bayo

Descubre el secreto” de Janet Bray Attwood y Chris Attwood

El trabajo ideal” de D. A. Shapiro y R. J. Leider

Tú puedes lograrlo” de Berveley Potter

Descubre tu camino” de David Cantone

Has venido aquí para brillar

No es necesario que vivas una vida que no te gusta por culpa de tener un trabajo en vez de una misión.

Has venido a este mundo para brillar con luz propia. A vivir una vida en la que ayudando a los demás consigas tus objetivos y seas feliz con ello.

Por supuesto, nada de esto se consigue de la noche a la mañana y hay facturas que pagar, por lo que no te digo que dejes tu trabajo así como así y te lances a la piscina, pero empieza por planteártelo, que no deja de ser el primer paso.

Da miedo reconocer que no estás viviendo la vida que quieres y la estás desperdiciando, cuando sabemos que el tiempo que tenemos aquí es limitado. Lo he vivido en mis propias carnes.

Pero lo bueno, es que nos hemos dado cuenta y no hace falta pasar por la vida sin pena ni gloría, así que cuanto antes empieces a disfrutar de tu vida, mejor ¿no?

Y por supuesto, si a mayores de todo esto necesitas más ayuda, contacta conmigo y vemos cómo puedo ayudarte.

Ésta es solo mi opinión. Cuéntame en los comentarios la tuya. ¡No me dejes hablando solo!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

14 comentarios en “Cómo descubrir a qué quieres dedicarte y ser feliz en tu profesión”

  1. Hola!
    Me llamo Lourdes.
    He estudiado pedagogía, rrhh, y tengo formación en interiorismo y deportes.
    Cómo ves en cosas muy contrarias sin saber bien que hacer.
    Trabajé en una tienda de deportes de encargada y cuando acabé mis estudios probé trabajar de rrhh, y en guarderías… No me gustó nada y tuve la opción de volver a la tienda. No es un lugar que me guste pero tengo la faena por la mano y es… cómodo aunque con estrés según temporadas.
    No soy una persona conformista e intento buscar que hacer y a qué dedicarme pero no consigo encontrar nada que me motive al 100%.
    La verdad es que estoy pérdida en cuanto del aspecto profesional.
    He respondido las preguntas y todo apunta que mis preferencias son el deporte y los interiores pero tampoco se muy bien hacia donde enfocarlo.
    Gracias! Un saludo

    • Hola Lourdes!
      En efecto, algunas son disciplinas muy distintas, pero aunque no te lo creas, una manera o ayuda de saber qué quieres a veces es empezar por saber lo que no quieres cuando estás muy perdida. De hecho, probando has comprobado que la educación infantil no es algo que te llene. En el artículo «no sé que hacer con mi vida» que tienes en el blog puedes encontrar más ayuda al respecto.
      El autoconocimiento es un proceso. Como digo en el artículo, llevas años y años tapando todo aquello que viniste a ser y por lo general a todos nos cuesta muchísimo más que el hecho de responder a unas preguntas como las que propongo en dicho artículo. Contestarte en unas líneas es complejo, por lo que si te apetece te animo a que me envíes un e-mail y estaré encantado de ayudarte en lo que sea posible.
      Un saludo

  2. Hola Fernando,
    Yo llevo 3 años trabajando desde casa como comercial. Estudié Historia y se me da bien comunicar y en general, casi todo lo que me propongo, lo hago muy bien.
    Desde hace un año me he dado cuenta de que necesito cambiar mi trabajo, no puedo seguir trabajando desde casa y el trabajo se me ha quedado muy pequeño: ya no me motiva porque no hay una correlación entre mi empresa (muy limitada y bajo mínimos económicos) y mis aspiraciones profesionales (quizá demasiado elevadas).
    Vivo en Madrid y pensar en volver a casa de mis padres me echa para atrás.
    He pensado en apuntarme a cursos, a un idioma, seguir formándome.
    Pero no sé, estoy muy desanimado y cuando pienso en que me tengo que levantar e ir al salón para ponerme con este trabajo me hunde más. Pero tengo el miedo de quedarme sin nada.
    Saludos

    • Hola José,
      con todo lo que me dices, sin duda lo mejor es que empieces a crear tu plan B para salir de esa situación.
      Yo no te recomiendo para nada que dejes ese trabajo que tienes, sino que lo mantengas en lo que creas tu negocio basado en aquello que realmente deseas.
      Formarse es fundamental, por supuesto, pero basado en una estrategia y con un sentido. En función del punto en el que te encuentres exactamente sería preciso seguir una estrategia u otra. Si quieres contáctame por email e intento ayudarte.
      Un saludo

  3. Hola Fernando!! Yo estoy en ese punto de querer cambiar. Estoy trabajando en un sitio nuevo, que me gusta.. y a la vez preparando oposiciones para maestra… pero creo que no es mi futuro. Sé que sé mentir da bien enseñar y me encantan los niños… pero no quiero meterme en un colegio para siempre. Estoy en ese punto de descubrir e que soy buena e ir a por ello… este post me va a ayudar en emprender y buscar realmente lo que quiero. Algún consejo más??? Estoy un poco perdida… jejej pero supongo que el tomar la decisión ya es algo positivo! Gracias!!!! Y un saludo!!

    • Hola Beatriz!
      Por supuesto que tomar la decisión de coger las riendas ya es un paso muy importante. De hecho, siempre el primer paso es el más difícil, pero todos los demás son los importantes. Ahora que has decidido tomar acción has de continuar adelante.
      Encantado de poder darte algún consejo más. De hecho te invito a que mejor que contestarte en un comentario escuches el primer episodio de este año del podcast, el episodio 44, que ofrezco un regalo y si así lo deseas puedes aprovechar ese asesoramiento gratuito que regalo. 😉
      Un saludo

  4. yo eh tenido problemas tratando realizar diferentes tipos de negocios y ninguno da.. ya estoy hasta desesperada pensando que no sirvo para nda y por mas que trato de ver que me apasiona ps no veo tan claro cual es mi vocacion, mi talento en esta vida …

    me gusto mucho tu escrito, saludos!!!

    • Hola Gretchen,
      muchas veces es un proceso complejo aclararnos después de tantos años perdidos. Lo que no tengo la más mínima duda es que tú al igual que el resto de personas tienes talento, eres talento.
      Llevar a cabo un negocio basado simplemente en el dinero está en gran medida abocado al fracaso, por eso es tan importante que esté basado en aquello que realmente está dentro de ti.
      No dudes en escribirme un e-mail si puedo ayudarte.
      Un saludo

  5. Igual es una frikada 🙂 pero igual un día si se me cruzan los cables preparo una especie de tema interactivo y que siguiendo la estructura de este post al final suelte la conclusión en base a las opciones elegidas.

  6. Hola Fernando,

    Gracias por este artículo tan motivador.

    Me ha gustado esta frase:
    «No es necesario que vivas una vida que no te gusta por culpa de tener un trabajo en vez de una misión»

    Me siento muy identificada con todo lo que dices. Y la frase me la voy a poner en mi escritorio.

    Un saludo

    • Hola Dévora!
      Me alegro que el artículo te haya sido de utilidad y te haya gustado tanto!
      Las gracias a ti por tus palabras y tu amabilidad! 🙂
      Un placer que la frase te haya gustado y un honor que la quieras tener tan presente.
      Si puedo ayudarte en algo, no dudes en contactar conmigo.
      Un saludo

  7. Hola, Fernando!

    Una reflexión muy necesaria…

    Yo me siento afortunada por tener muy claro que no estoy dispuesta a sacrificar mi felicidad en un trabajo/ocupación que no me apasiona.

    También pienso que, más que «dejarnos apasionar» por un trabajo, muchas veces nos corresponde y nos conviene querer que nos apasione y esforzarnos por apasionarnos. Para mí esa pasión y ese entusiasmo son, muchas veces, activos, y eso es lo bonito: que los creamos nosotros y no nos vienen de fuera. Eso no tendría tanto mérito 😀

    Además, dentro de lo que nos apasiona siempre va a haber aspectos que no nos gusten, en especial si trabajamos por nuestra cuenta. A mí el diseño web… pues mira, como que de primeras no me entusiasma, pero si quiero hacer un buen trabajo en ese aspecto tengo que esforzarme porque me guste aunque sea un poco. Es eso o hacer un desastre de diseño porque no pongo interés en lo que me conviene hacer…

    En fin, que creo que estoy divagando, jaja! Hace bastantes años leí una frase de un chico que decía: «el trabajo es ese lugar en el que vas a pasar un gran porcentaje de tu tiempo. Tú eliges cómo quieres pasar ese tiempo». Se me quedó muy grabada, y me acompaña desde entonces. Y siguiendo esa frase vivo ahora =D

    Un abrazo y gracias por el post!

    Irene

    • ¡Hola Irene!
      Pues sí, es una fortuna, no nos vamos a engañar! Creo que la inmensa mayoría nos pasamos la vida (o parte de ella) haciendo algo que no nos gusta solo por miedo, porque sería salirse del camino marcado, porque no es tan sencillo… aunque todo eso nos lleve a una frustración y amargura diaria que nos vaya consumiendo. Y nos autoconvencemos con un «es lo que toca».
      Yo soy de la opinión de tomarnos nuestra vida profesional como algo personal, como dice Alfonso Alcántara. Nuestro trabajo forma parte de nuestra vida y no tiene sentido intentar desligarlo de ella como si fuese una cosa ajena que haces durante un tercio del día. ¡Es ilógico!
      Por supuesto que siempre hay cosas que cuestan más o no gustan tanto, y comparto contigo bastante lo del diseño web (que para no gustarte, lo bien que lo haces 😉 ), pero si queremos conseguir algo, no podemos tampoco esperar que no haya dificultades. De hecho, las dificultades (ahora mencionando a Francisco Alcaide) serían las pruebas que nos pone la vida para demostrar que es verdad que queremos lo que decimos que queremos.
      Muchas gracias por tu comentario!
      Un abrazo

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.