El lenguaje crea realidades

¿El lenguaje crea realidades?

¿Qué c… (carajo) me estás contando?

¡Ya! No tiene pinta de que esto te pueda interesar mucho, y menos aún para tu vida laboral, encontrar trabajo, mejorar tu marca personal…

Pues aunque te pueda parecer una chorrada… ¡para nada lo es!

¡Es muy importante para tu vida profesional, de cara a ti mismo y a los demás!

El poder del lenguaje es enorme y unas solas palabras llegan a cambiar el devenir de muchas cosas.

¡Sí! Este blog es sobre empleo, marca personal… y te preguntarás qué hago hablando de esto. Intentaré explicártelo empezando por decirte que el blog también trata sobre desarrollo personal.

el-lenguaje-crea-realidades

En primer lugar, permíteme dejarte esta reflexión que tanto me gusta:

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras.

Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos.

Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos.

Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

El lenguaje crea realidades

Y ahora, me encantaría comentarte por qué considero que es muy importante cómo hablas, tanto al resto de personas como a ti mismo.

Yo soy el primero que en diferentes situaciones he metido o meto la pata, así que antes de que parezca que estoy juzgándote, el primero que se equivoca soy yo.

1. Una sola palabra puede cambiar el significado, el enfoque…

Cuántas veces nos decimos o nos dicen, por ejemplo: “Debes… (incluye tú lo que consideres, que seguro que se te ocurre)”

¿Debes? Supongo que será un juez quien lo estará expresando, ¿no? Porque de lo contrario esa autoridad y obligación que incluimos en esa frase crea un ambiente ya tenso y hace que la otra persona se ponga a la defensiva.

Pero igualmente al contrario para bien, ¿eh? Es increíble como una sola palabra, puede cambiar el significado y con ello el resultado.

2. Cuida cómo te hablas

“Soy un desastre”, “seré estúpido”, “no puedo conseguirlo”, “no voy a llegar a ninguna parte”… ¿Te suena haberte dicho alguna vez frases así o de ese estilo? Es difícil que no lo hayamos hecho nunca. El problema es que eso sea así por rutina.

Permíteme otra pregunta, ¿no tienes enemigos? Si es que no búscatelos, que seguramente no serán tan duros contigo.

El efecto y daño que hacen esas palabras en tu mente es devastador.

Cuando estamos en una situación adversa, como puede ser no tener un empleo, un problema familiar… es bastante fácil que estas frases ronden tu cabeza y dificultará muchísimo salir de ese bache.

Nadie es tan malo, ni tan desastre, ni tan… Y sin embargo te estarás creando un concepto propio que te limitará en la vida. Y lo peor de ello, sin ningún sentido ni verdad absoluta.

¡Empieza a darle la vuelta a todo ello! Cambia el “no puedo” por “puedo”. ¡No es nada sencillo, pero el resultado merece mucho la pena!

El mero hecho de decirte a ti mismo “no puedo” te empequeñece, hace que te sientas de bajón… sin embargo, el pensamiento positivo del “puedo” ya te incita a levantarte, te hace crecer un par de centímetros…

3. Amplía y mejora tu vocabulario y mejorarás tu situación

Como decía, una sola palabra en una frase puede ser suficiente para un resultado diferente en nuestro contexto.

Si cambia lo que pensamos cambiará lo que hacemos. Si en vez de decir “La culpa…” lo modificas por “la responsabilidad…” estarás llevando a cabo una mejora para ti y para los demás.

Estamos demasiado acostumbrados a utilizar las mismas palabras y resulta muy complicado, no solo ese cambio de “chip”, sino también el saber qué palabras decirnos. Aunque te parezca absurdo, es posible que necesites ampliar tu léxico, porque esté demasiado lleno de palabras o frases con significado negativo y muy pocas de calidad positiva.

4. Mejora el tono

Puede parecer obvio, pero no lo es tanto por lo general.

La palabra o la frase será la misma, pero el mensaje variará, en muchísimas circunstancias, en función del tono que utilices.

Vamos, el típico, “no es lo qué has dicho, sino cómo lo has dicho” Y en efecto, influye. Tenlo en cuenta. No es igual decirle a alguien “pásame el agua” con un tono amable y educado que desde uno brusco y desagradable.

Al igual que es diferente que te digas a ti mismo “puedo” desde un tono de euforia y convencimiento que desde uno pesimista o inseguro.

En definitiva

Todo esto influye en tu día a día, así que te invito a que lo tengas en cuenta.

¡Cuida lo que te dices y lo que dices a los demás! El poder de las palabras es inmenso, para bien y para mal. Como te decía, ¡el lenguaje crea realidades!

Tanto si estás en búsqueda de empleo, pretendes emprender o te lanzaste ya al autoempleo, si deseas encontrar una mejor oportunidad laboral… No seas tú mismo quien te pongas las primeras piedras delante del camino, porque si te hablas mal, eres la primera persona responsable de que tu situación no vaya en la dirección correcta.

De verdad, tus pensamientos, esas palabras que te dices, son claves en tu destino.

Y por si nunca tuviste la suerte de verlo, te dejo aquí debajo un ejemplo de como varía la situación, según las palabras que se utilicen.


Y tú… ¿cómo utilizas el lenguaje? ¿En qué punto estás para mejorar esa realidad que vives?

Puedes contármelo en los comentarios.

Y como siempre… ¡comparte con todas las personas de tus redes sociales el artículo!

Ésta es solo mi opinión. ¡Lee, contrasta y crea la tuya!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

2 comentarios en “El lenguaje crea realidades”

  1. Hola Fernando, te escribo solamente para darte la enhorabuena por esta iniciativa tan bonita. Es realmente interesante que te pongas a compartir todos estos conocimientos y reflexiones en este momentazo social que nos está tocando vivir, así que ¡Gracias!

    • ¡Hola Cristina!
      ¡Muchas gracias por tus palabras! Y sobre todo por visitar el blog y compartir conmigo tu opinión.
      Estaré encantado de verte por aquí siempre que lo desees. Espero poder ayudar en todo lo que sea posible.
      Un saludo

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.