Acaba definitivamente con el síndrome postvacacional

Si lo prefieres puedes escucharlo en iTunesiVoox o Spotify

Episodio 030 Emprendimiento & Éxito. El podcast para emprendedores digitales

Ya estamos de vuelta del parón veraniego.

Tengo que reconocerte que me ha costado retomar los episodios del podcast. No por pereza, me encanta charlar contigo, o así lo siento yo aunque en el fondo no sea a modo de charla, pero tras unos días sin hacer nada… Lo que cuesta retomar, ¿verdad?

Hoy te traigo un episodio en el que hablar de esto y sobre todo del famoso síndrome postvacacional.

Eso sí, antes de dejarte con él, te recuerdo por si no la has visto y/o escuchado que para terminar la temporada en agosto lo último que publiqué fue la entrevista a Soma.

¿Qué te pareció? Me han llegado algunos comentarios pero me gustaría saber tu opinión si aún no me la diste. Para mi fue un episodio especial, porque Soma es una persona especial.

Pero bueno, como te decía ya estoy de vuelta y tengo planificados diferentes episodios y entrevistas. De hecho esta semana ya he quedado para alguna que espero que te sea de muchísima utilidad.

Así que vamos a acabar con ese síndrome postvacacional y a por nuestro emprendimiento! 😉

¿Preparado? ¡Pues dale al play!

Transcripción del episodio

Septiembre.

Mes de la vuelta al cole, del comienzo de la bajada de las temperaturas, del retorno de la mayoría de los trabajadores a su puesto de trabajo…

Y como no, mes por excelencia del síndrome postvacacional.

¿Lo has superado ya? ¿Eres de quienes lo sufren?

La mayoría de las personas cuando dejamos de lado totalmente cualquier actividad, retomarla nos cuesta, da igual que sea el trabajo, el ejercicio… Pero de ahí a sufrir…

El síndrome postvacacional nos lleva a tener falta de apetito, irritabilidad, excesivo cansancio o fatiga, insomnio, tristeza…

Si eres de las personas que sufren esas molestias físicas y psicológicas, existen docenas de consejos típicos para que no te sea tan dura la vuelta al trabajo y sobrellevarlo mejor, como programar tu regreso con tiempo, empezar gradualmente, hacer ejercicio físico…

Aunque también puedes llevar a cabo recomendaciones menos convencionales para mejorar no solo la vuelta al trabajo sino el día a día.

Pero yo quiero ser más radical y que acabes definitivamente con el síndrome postvacacional.

Una cosa es que si durante 15 días dejas de realizar una tarea de manera total, necesites readaptarte y otra que sufras por tener que volver.

¿Y si decimos adiós a las vacaciones?

Hace unos días le preguntaba a mi peluquero por las vacaciones y además de la típica contestación que todos solemos tener de que fueron cortas me dijo algo que ya en algún otro episodio te he contado, eso de que “las vacaciones son un invento para los pobres”.

¿Tú qué opinas?

Él me decía que los ricos no tienen vacaciones, no hacen cosas que no les gusten, no trabajan para otros ni tienen que conformarse con 15 días de 365 (como ha sido su caso) porque si no el negocio no sigue adelante.

Además, argumentaba que los ricos en realidad no se van de vacaciones sino que tienen “miniretiros”.

La verdad es que comparto su opinión en determinados aspectos. Seguro que hasta puedes suponer cuales.

Tal vez, si queremos no sufrir síndrome postvacacional podríamos tener en cuenta esos aspectos que decía mi peluquero y aprender de los ricos, ¿no te parece? Tener mentalidad de rico.

Hazte dueño de tu vida profesional

Obviamente, si quieres tomar las decisiones tendrás que tomar las riendas. Y al mismo tiempo cuanto más puedas tomes las riendas de tu vida, más podrás decidir, peeeeero, eso conlleva responsabilizarte. Eso no tiene más opción.

Así que te propongo tres acciones para que al año que viene no vuelvas a vivir el síndrome postvacacional.

Qué es lo que llevas dentro

Lo primero para tomar las riendas es saber qué riendas coger. Sé que es obvio, pero a veces de puro obvio se nos olvida.

Si quieres coger las riendas, que sean las tuyas, no las de nadie y para eso has de tener claro cuál es tu talento.

Todos venimos aquí para algo, nacemos con un fin. Quizá no sea crear Apple o Amazon y pueda parecernos insignificante, pero por pequeño que sea, es importante. Es el legado que tú vas a dejar en el mundo y con el que vas a hacerlo un poco mejor.

Descubre cuál es tu talento y ponlo al servicio de los demás.

No consiste en crear un negocio porque sí o meramente para dejar un trabajo que no te llena e intentar hacerte rico, sino en crear aquello que llevas dentro.

Un millonario no crea su negocio únicamente por dinero ni con el fin de ser rico. Aunque puedas pensar lo contrario y muchas veces escuchemos hablar tan mal de los ricos.

Como decía Amancio Ortega (puedes leerlo en el libro Aprendiendo de los mejores) “No vale la pena ser empresario solo para ser rico”.

El dinero nunca debe ser el fin sino una consecuencia. Si emprendes y creas un negocio solo por dinero, antes o después fracasarás.

Todo negocio tiene dificultades, crisis, problemas… si detrás de ello no se encuentra tu talento… Irá directo al cementerio de negocios! 😉

Trabaja para ti

La mayoría de las personas no está conforme con su sueldo, con su horario, con sus vacaciones… ¡normal! No lo decides tú, si no alguien que quiere lo mejor para sí mismo.

No trabajas para ti, trabajas para otra persona. No consiste en hacer realidad tus sueños, si no los de esa otra persona. Ni tampoco consiste en que tengas los días que tú quieres tener si no… ¡exacto! Los que quiere esa persona.

Si quieres disfrutar de tu trabajo y tomar las decisiones de cuándo, cuánto, cómo… tienes que trabajar para ti, no para otra persona.

Además, no conozco ningún emprendedor de éxito, ningún millonario, que no trabaje para sí mismo.

¡En serio, piénsalo!

No existen empleados ricos. Aunque tampoco autoempleados ricos.

Los ricos son emprendedores (empresarios) que han creado su negocio y dedican su vida a él. Pero no un negocio cualquiera con el fin de hacerse ricos, sino aquel que realmente llevan dentro, como te decía en el punto anterior.

Empieza ya

¡Sí!

¡Empieza ya!

¡Hoy mejor que mañana!

No te estoy diciendo que mandes a tomar vientos tu trabajo si a día de hoy no puedes hacerlo, ni mucho menos. Por lo pronto puedes empezar emprendiendo poquito a poco y tenerlo como plan B.

Además, emprender no es sencillo. No es oro todo lo que reluce como veremos pronto en un futuro episodio.

Pero emprender es un camino que no se aprende meramente desde la teoría. Por supuesto hay que tener muchas cosas en cuenta, pero no encontrarás mejor momento en la historia que éste para emprender.

Es momento de decir adiós síndrome postvacacional

Si realmente quieres acabar con el síndrome postvacacional, no se me ocurre mejor manera que dejar de trabajar en algo que no te satisface plenamente y emprender tu vida profesional.

Ten en cuenta estos tres aspectos: Qué es lo que llevas dentro, trabaja para ti y por último, empieza ya.

Además, no tendrás que conformarte con unos días (por lo general en verano) para subsanar el malestar que vas acumulando a lo largo del año y como decía mi peluquero, podrás realizar “miniretiros” a lo largo del año para disfrutar de viajes y momentos que no solo existen en verano.

¡Di adiós al síndrome postvacacional siendo el dueño de tu vida profesional!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

2 comentarios en “Acaba definitivamente con el síndrome postvacacional”

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.