¿Qué quieres ser de mayor?

¡Qué quieres ser de mayor!

La cantidad de veces que cuando somos pequeños nos lo preguntan.

Futbolista

Actor

Ilusos de nosotros muchas veces contestábamos esas cosas…

Ese tipo de profesiones que están muy bien vistas normalmente y con las que se gana mucho dinero (al menos en la de los futbolistas ricos, que es en los que solemos pensar).

El problema está cuando llega la hora de la verdad y hay que decidir.

Eso no quiere decir que sea cuando te plantas con 14-16 años y tienes que elegir entre ciencias y letras.

O cuando tienes que decidir si vas a ir a la universidad o no.

Hay veces que incluso con 30 años, o en mi caso con 32, también me planteé  la pregunta de qué quiero ser de mayor.

¡Sí, ya sé que con 32 soy algo más que mayorcito! pero en realidad, es que estaba en el paro, perdido, con dos carreras, un master, varios trabajillos a mis espaldas y aun así estaba en ese punto de hacerme esa pregunta.

que-quieres-ser-de-mayor

A lo mejor tú también estás en ese punto, tengas la edad que tengas, y quieres valorar realmente entre las diferentes opciones “laborales” que existen. Así que déjame que te presente las 4 que se me ocurren.

  1. Ser funcionario.
  2. Trabajar por cuenta ajena.
  3. Vivir de tus padres.
  4. Ser autónomo.

Ser funcionario

Es cierto que es una opción bastante buena.

Es un trabajo bastante seguro y la seguridad es de lo que más buscamos a la hora de decantarnos por un trabajo.

Aunque nos guste o no, esa seguridad laboral ha empezado a desaparecer hace ya un tiempo y con la crisis se ha dilapidado.

Muy, pero que muy poquitas personas tienen seguridad de mantener el trabajo.

Para ello, cierto que la mejor opción es el funcionariado. Incluso si le preguntas a la gente por la calle, o en los estudios que se han hecho en universidades (aunque ahora esa percepción está cambiando bastante por la emprendedor), la inmensa mayoría de los jóvenes querían ser funcionarios, porque en gran medida es esa “empresa” de la que nadie te “echa”.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que ahora mismo, convertirte en funcionario es más difícil que encontrar una aguja en un pajar.

No solo en la inmensa mayoría de los países se está recortando en funcionarios sino que, además, el número de oferta opositora se ha reducido enormemente.

Por tanto, casi tienes más posibilidades de conseguir que te toque el euromillón que conseguir que salga una plaza de funcionario y quedarte con ella.

No quiero quitarte tu ilusión por mejorar el nivel funcionarial de este país, eso sí, espero que sea porque realmente es tu deseo y no solo por motivos económicos y de esa seguridad de la que hablábamos,  porque si no, vivirás de perlas (eso dicen, pues es como se critica que viven los funcionarios) pero no “vivirás”.

Trabajar por cuenta ajena

La segunda opción es trabajar para otro profesional, generalmente para una empresa.

A poder ser una buena y gran empresa.

Estaría bien, ¿eh?

Como seguro que tú también estás pensando… no sé si es más difícil o no que conseguir ser funcionario.

Pero a día de hoy encontrar un puesto de trabajo y en el que además estés a gusto y tengas esa seguridad laboral de la que hablábamos antes… tela, ¿verdad? ¡Muy, pero que muy complicado!

Cierto que en el 2014 ha empezado a reducirse la cantidad de número de profesionales en paro y cierto que ha empezado a contratarse gente. Pero también es igual de cierto que la calidad de esos trabajos es bastante penosa.

Tienes que tener en cuenta que no solo es muy difícil encontrar ese puesto de trabajo, ya que el 80% de las ofertas de empleo ni siquiera se publican, sino que además, el puesto de trabajo que puedas conseguir es un puesto bastante precario. En la mayoría de los casos, son contratos tanto temporales como, en un considerable número de casos, además a tiempo parcial.

No quiero decir con ello que no sea una buena opción. Lo único que considero es que está muy difícil y que de la manera que toda la vida hemos buscado y encontrado trabajo no será la manera más recomendable para ello.

Si es la opción por la que te decides, en el blog, intentaré dar pautas de cómo conseguir ese puesto de trabajo que deseas.

Vivir de tus padres (hasta que puedas vivir de tus hijos)

Puedes intentar vivir de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos.

No pegarías palo al agua en tu vida.

Pero también hay que decir que esa opción está muy, pero que muy complicada.

Solo tienes que pensar en lo mucho que se ha recortado en todo lo social, en el aspecto de las pensiones…

Vamos, de manera que se antoja bastante arduo que con el dinero que tus padres van a tener después de trabajar toda su vida, seguir viviendo de ellos, más aún si lo que esperas es complementarlo con lo de “hasta que puedas vivir de tus hijos”.

Trabajo por cuenta propia. Autónomo

Llegamos a la última opción.

La cuarta.

Ahora mismo por la que estoy apostando.

No significa que sea ni mejor ni peor.

Quizá sea incluso la opción incluso más compleja, pero es la única en la que tú tomas las riendas de tu vida en todos los sentidos.

Y hablo de tomar las riendas de tu vida. Lo cual no significa que todo sea coser y cantar, que ya no vas a tener jefes, que trabajar va a estar “chupao” porque los clientes vendrán a ti, que se acabó el hacer esas tareas que no te gustan… ¡De eso nada!

Si quieres aquí tienes una pequeña explicación de la experiencia de una gran profesional que dejó su curro cansada de no ser feliz y no llevar las riendas. Además, te animo a que eches un vistazo a su blog, pues trata temas de orientación muy interesantes.

Bueno, y tú ¿qué opinas? ¿qué opción es la que te pide el cuerpo? Cuéntamelo en los comentarios más abajo.

Y si el artículo te ha parecido interesante, puedes compartirlo con tus contactos a través de las redes sociales.

Ésta es solo mi opinión. ¡Lee, contrasta y crea la tuya!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.