4 claves para saber cómo hacer un curriculum eficaz que llame la atención

Cómo hacer un curriculum eficaz.

Un curriculum que te abre las puertas para el trabajo que te encantaría tener.

O simplemente un curriculum en condiciones para conseguir el empleo que tanto deseas.

Seguro que alguno de esos son motivos por los que estás empezando a leer este artículo.

curriculum-eficaz

Estoy convencido de que si sigues el blog, sabrás que no soy muy amigo del curriculum. En este artículo de Isabel Iglesias, verás que no soy el único.

Considero que no es el mejor modo de poder demostrar tu valía. ¡Vamos, que no la demuestra en absoluto!

Una cosa es decir, que es lo que haces en el curriculum, y otra demostrar, que es lo podrías hacer, por ejemplo, con el blog.

Pero por mucho que me fastidie, la inmensa mayoría de las empresas solicitan tu curriculum y no les sirve uno que tan solo lleve tus datos personales y el enlace a tu web o blog.

Pues hoy quiero echarte una mano para que si implementas cada uno de los aspectos claves que te voy a comentar, sepas cómo hacer un curriculum eficaz que sea uno de esos pocos, poquitos, que realmente son buenos, de los que llegan, de esos curriculum que triunfan.

¿Por qué mi curriculum no triunfa?

Seguramente tengas una formación impresionante, experiencia en diferentes puestos, organizaciones… e incluso hasta hayas hecho voluntariados que muestran una serie de habilidades y valores dignos de admirar.

Pero ni con esas consigues esas entrevistas que esperas, ¿no?

Perdóname de antemano que te diga esto, pero es muy probable que tu curriculum sea  un poco simplón.

¡No te ofendas! A lo mejor eres de ese pequeñito tanto por ciento que tiene un curriculum atractivo, pero la realidad es que la gran mayoría, más del 90-95% son curriculum bastante simples.

No son más que historiales planos, semejantes unos a otros que no dicen nada, o que dicen mucho de ti pero nada de lo que realmente importa que digan. Y sucede porque no sabemos cómo hacer un curriculum eficaz.

Lo que te digo, es por propio conocimiento y experiencia, como todo lo que suelo decir en este blog. Así que este artículo no va a ser menos.

¡Mi curriculum era malo! ¡Sí! Era de los que no llaman la atención, simplón, gris…  Y por eso hoy quiero ayudarte a que el tuyo sea uno de los que triunfan.

En realidad, como te decía al principio, yo soy de ese grupo que opina que el curriculum está más muerto que vivo.

Está ya obsoleto y dentro de poco no servirá de nada y no será la forma de conseguir un empleo, pero a día de hoy todavía tiene vigencia, sobre todo en algunos tipos de trabajo, y por eso quiero ayudarte a que puedas tener uno de los que te abren las puertas.

¿Por qué mi curriculum dices que es malo?

Tampoco digo que tu curriculum sea malo (si es que es de los que no atraen). Lo que pretendo decirte es que tu forma de presentarlo seguramente no sea la más adecuada.

Eso sí, si eres de las personas que llevan, que envían, que facilitan curriculums y curriculums y curriculums… y no consigue nada, es más que bastante probable como ya te habrás dado cuenta seguro, algo falla.

O si eres de las que tienen un curriculum estándar, con su carta de presentación incluida, y no sirve de nada, seguramente sea por eso, porque el curriculum es básico y uno más del montón.

Como dice Andrés Perez Ortega, “si eres uno más, serás uno menos”

¿Cómo hacer un curriculum eficaz?

Formato

El diseño de tu curriculum es muy importante. El lenguaje que utilizas en ese curriculum. Es decir, la imagen que ya de primeras el reclutador o seleccionador se hace de ti nada más encontrarse con tus hojas.

formato-simpleTen en cuenta eso, que ya habrás escuchado por activa y por pasiva, de que en realidad tienes básicamente unos segundos puntuales de primeras para que un seleccionador lleve tu curriculum al enorme taco de desechados o al pequeñísimo de los que siguen la criba.

Claro, si tu curriculum es básico, muy poco atractivo y de un formato estándar… no llama la atención. ¿Qué le estas diciendo al seleccionador?

Tiene que ser bonito, tiene que atraer.

No digo que tengas que emperifollarlo ni que sea supercolorido o llenarlo de dibujos animados, pero tienes que entender que ese curriculum es tu presentación. ¡Eres tú para el seleccionador!

Así que si eres exactitamente igual que el resto, no hay ningún motivo por el que pasarte a ese taco pequeñito que sigue la criba.

Además, ten en cuenta otro aspecto importante, el que te comentaba del lenguaje. No solo tiene que ser “bonito” sino que tiene que ser un lenguaje sencillo y cercano y no serio, formal y técnico.

Eso sí, no confundas con demasiado coloquial, puesto que como se dice, no solo tienes que ser profesional sino que tienes que parecerlo.

Diferenciación

El segundo aspecto clave a tener en cuenta en cómo hacer un curriculum eficaz, es que tiene que mostrar que tú eres esa persona ideal.

¡Tu ventaja competitiva! Ese valor diferencial que tienes que lograr que tu curriculum vitae comunique.diferenciación

En mi experiencia, no excesivamente dilatada en selección, sí he comprobado que por cada oferta publicada la cantidad de curriculum que se reciben, no es que sea grande, es que es inmeeeeensa. Y en estas épocas… ¡ni te cuento!

En cada departamento de recursos humanos (si es que lo hay) suele estar una persona que recibe a diario cientos de curriculums para un mismo puesto.

Ponte en la piel de esa persona y date cuenta de lo que supondría para ti tener que decidir en cuestión de segundos si el curriculum va al montón de desechados o al minúsculo de los que continúan.

Claro, tú dirás, como yo hacía cuando empecé a mandar mis primeros curriculums y me decían esto de los segundos, “pues que le eche más tiempo, que para eso le pagan, menudos…”

Y como soy muy cenutrio, me pasa como a mucha gente, hasta que no lo vives en tus carnes, no te enteras de verdad. Hay muchas otras tareas a realizar y entre ellas, luego está esa de preseleccionar unos curriculums para un puesto de trabajo.

Ahí va una pequeña conversación que viví.

Jefe: Fernando, tienes que hacer tú una preselección para el puesto de “X”

Yo: ¡Ah! ¡Qué bien! ¡Por fin! ¡Mi primera vez! 😉

Jefe: Lo único que esta tarde quiero que me presentes los que has dejado, ¿vale?

Yo: ¡Perfecto! Cuando acabe con esto, mando unos e-mails y me pongo con ello. ¡Sin problema!

¿Sin problema? Sin problema los coj… ¡ejem! ¡Perdón!

¡Casi 400 curriculums para un solo puesto! ¿Te hago cuentas?

Puesto que 6 segundos parecen muy pocos, pon solo 10 segundos por curriculum. 10 segundos, ¿eh? No es nada del otro mundo. Solo en lo que lo coges y centras la mirada… ya se te han pasado. Así que en realidad, si esperas más atención para tu curriculum, más vale que le eches más rato. Y si acabas poniendo 30 segundos por cada uno de los curriculums…

400 curriculums a 10 segundos… Algo más de 65 minutos.

400 curriculums a 30 segundos… ¡Más de 3 horas de curro solo en cribarlos!

Más de un tercio, casi la mitad de tu jornada se ha ido en hacer eso… Y evidentemente te pagan porque al día hagas muchas otras cosas.

Ahora más, piensa en que hoy en día con todo esto de la crisis se llegan a enviar en vez de cientos, hasta miles. ¡Te lo aseguro!

Y ahora, después de este pequeño ejemplo vivido… ¿Entiendes cuando te cuentan que tu curriculum no pasa más de 6 segundos con el seleccionador? Algo habrá que hacer, ¿no?

Para superar esa criba tan importante, esa para la que tienes apenas unos segundos, en el que tu curriculum tiene que llamar tan poderosamente la atención, es necesario que tenga una ventaja en comparación con el resto.

Estamos muy acostumbrados a hacer curriculums sencillos, iguales, lineales… que además no dicen nada. Bueno, sí dicen pero como si no dijesen… ¿Cómo hacer un curriculum eficaz en este sentido?

Cuentas tus puestos anteriores. Técnico contable, administrativo comercial… Da igual!

¡Da igual el puesto que hayas sido! Simplemente indicas puestos, o en el mejor de los casos, puestos indicando también sus funciones, que en muchos de ellos ni siquiera son las funciones que tú has realizado, sino un listado de funciones que se realizan trabajando en dicho puesto.

Esas funciones son las mismas que pondrá cualquier otra persona que haya sido trabajador de ese mismo puesto.

Vamos, que el seleccionador puede encontrarse el mismo curriculum 100 veces pero con la diferencia de que cada uno tiene un nombre y apellidos diferentes. ¿Te imaginas?

Aquí es cuando llega la famosa pregunta que en un primer momento tiene que resolver tu curriculum: “¿por qué a ti y no al resto?” Interesante, ¿verdad?

¿Qué tienes tú que no tenga el del curriculum anterior o el del siguiente? ¿Qué tienes que hace que tenga que contratarte a ti?

¿Sabes cuál puede ser la mejor manera de resolver esa duda? Dejarle claro esa ventaja, no meramente qué funciones se realizan en esos puestos, que también está bien que aparezcan.

Es decir, cuáles son tus logros en ese puesto, qué hiciste que verdaderamente mereciese la pena (que fuese diferente a lo que otras personas harían o hiciesen en ese puesto) y que por tanto te hace especial para el que estás pidiendo.

Es decir, por ejemplo, yo ya sé que como técnico de formación hay que detectar y evaluar las necesidades formativas de la empresa. Pero eso lo hacen todos y cada uno de los técnicos de formación.

Así que, si yo implanté un sistema denominado “X” en la empresa que trabajé, de manera que esa detección y evaluación se realizaba de manera más eficiente y eficaz, tendrá más valor contar eso.

Va un poco en la línea de que tu curriculum no sea simplemente un folio en el que decir qué harías o eres capaz de hacer, sino lo que realmente haces.

No mires tu ombligo

Tercera clave. Ponte en los zapatos del otro.

empatíaSeguramente incluso hayas escuchado esa frase más de una vez relativa a la empatía. ¡Pues algo parecido!

Tu curriculum es una manera de exponerte, ¡por supuesto! Pero debe ser una manera de exponerte centrada en lo que quiere encontrar la otra persona.

Tú lo que tienes que hacer es vender tu producto o servicios, no tienes que venderte tú, por tanto, tu curriculum tiene que ir encaminado a lo que necesita esa empresa, no a lo que necesitas tú.

Puede parecer que te estoy diciendo algo totalmente diferente a lo que te decía anteriormente cuando te hablaba de esa ventaja y te decía que tenías que hablar de ti.

En ningún caso hablo de ti, hablo de tu producto o servicio.

Recuerda que no estamos para vendernos a nosotros sino para vender nuestro producto o servicio. Así que puedes quitar de tu cabeza eso de “es que no se venderme”.

¡¡¡No tienes que venderte!!! ¿Vale? Tienes que saber vender tu producto, tienes que vender lo que ofreces. Por tanto, está muy en relación.

Puesto que estamos hablando de vender tu producto, no consiste en que pongas en tu curriculum lo increíblemente maravilloso que eres tú sino lo increíblemente maravilloso que es tu producto.

Puesto que el ejemplo de antes era sobre técnico de formación. En mis años como tal técnico, en algún momento muy puntual también hice labores comerciales. Así que te pondré un ejemplo en relación.

Si yo le intento vender a alguien un postgrado o master diciéndole que mi fin es conseguir que 5 personas de las que estoy llamando, compren mi master porque me llevo una comisión del 10% y de esa manera puedo independizarme y vivir con mi pareja… ¿Qué te parece? ¿Me lo compras? ¡Ya! ¡Lo llevo claro! ¿no?

Quizá, otra manera más eficaz, es decirle a la persona que llamo, que este master le va a aportar los conocimientos necesarios para impulsar su carrera profesional, porque nuestra escuela está especializada en formación de postgrado y cuenta con el respaldo de “X” universidad de prestigio, que garantiza el reconocimiento de la formación recibida. Además, para que pueda poner en práctica los conocimientos adquiridos, si así lo desea, se presta un servicio de creación de empresa o emprendimiento tutorizado por diferentes expertos.

No digo que de esa manera se venda el master de fijo, pero el enfoque es diferente, ¿no crees?

Curriculum único

El curriculum único es justo lo contrario a lo que hay que hacer.

Demasiado a menudo, escribimos un curriculum descargando un modelo o plantilla, en el mejor de los casos hacemos una carta de presentación, bastante cutre, reformulada de alguna que encontramos de las primeras que aparecen al poner en nuestro dios google “carta de presentación”… ¡Y allá va todo tal cual!

¡Olé! ¡Claro que sí! Y si ese día hay un eclipse lunar y Platón al tiempo está barajando las cartas de la suerte… Pues nos llaman.

¡Pues será a ti! Porque lo que es a mí no me funcionó casi nunca.

idéntico¡Esfuérzate un poco más! No te digo que inviertas mucho más tiempo del que ibas a invertir, pero en vez de mandar tropecientos curriculums a toda oferta de trabajo o peor aún darte paseos a lo tonto, selecciona las que consideras relevantes, estudia dicha empresa y las necesidades que puede tener.

De esa manera puedes presentar a la empresa una solución a un problema o una necesidad que ellos tengan y convertirte automáticamente en un profesional el cual se dirige a otro profesional para ofrecerle un servicio.

Pasas de ser un desempleado o un empleado que quiere cambiar de trabajo, a ser un profesional que ofrece una solución a otro diferente. Independientemente de que ese otro profesional sea un autónomo, una pequeña empresa o una empresa de tropecientos trabajadores.

Así que no mandes curriculums por mandar, no los mandes todos iguales y conviértete en un profesional y no en un «buscatrabajos».

Ya sabes cómo hacer un curriculum eficaz. ¿Cuál es el siguiente paso que vas a dar? ¿En qué punto se encuentra tu curriculum? ¿Necesita un “retoque”? ¿Qué decisiones vas a tomar en torno a él? Si consideras que necesitas una herramienta con la que hacer un curriculum te dejo el enlace a ésta de canva que puede ser de utilidad para diferenciarte.

Ésta es solo mi opinión. ¡Lee, contrasta y crea la tuya!

Como puedes ver, he intentado hacer un artículo largo y detallado para que pueda ser de la mayor utilidad posible. ¿Me ayudas a que llegue al mayor número de personas posible?

¡No te lo quedes para ti! ¡compártelo en las redes sociales!

COMPARTE MI POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Responsable » Fernando González Guaza (servidor)
Finalidad » enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte para tu emprendimiento.
Legitimación » tu consentimiento. Es decir, que estás de acuerdo.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Iniciatumarketing) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » Tienes el derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en el momento que quieras.